miércoles, 26 de octubre de 2016

Cristal

Se alejaba del estanque del palacio de cristal, y subía hacia el paseo de coches del Retiro, cuando un destello, reflejo de un rayo de sol, le deslumbró desde la hierba. Un trozo de cristal, pensó mientras seguía andando. La gente es muy descuidada, se sienta en la hierba y... Si se tratara de un vidrio roto, alguien podría sentarse encima y quedar herido.

Volvió sobre sus pasos y examinó la zona de donde había partido el destello. Se agachó y recogió el cristal que lo había reflejado. No se trataba de un trozo de vidrio roto, sino de un pequeño cubo de cristal de menos de un centímetro de lado. Sus seis caras cuadradas, perfectamente pulidas, tenían un brillo especial. Un cristal de Swarovsky o algo parecido, pensó. Lo examinó unos instantes. Le pareció bonito, y se lo guardó en el bolsillo.

No volvió a acodarse del cristal hasta que por la noche, al ir a acostarse, dejó sobre la mesilla de noche, junto al reloj de pulsera, todo lo que llevaba en el bolsillo. Nuevamente lo examinó y se sorprendió de que un objeto tan simple pudiera ser tan hermoso.

Como casi todas las noches, entre las cuatro y las cinco de la madrugada se despertó, encendió la luz y fue al cuarto de baño para vaciar la vejiga. Al volver a acostarse y apagar la luz, se dio cuenta de que el cristal emitía una leve luminosidad verdosa. Lo colocó en la esquina de la mesilla más cercana a la cama y se quedó mirándolo, acostado, hasta que se durmió.

La noche siguiente, cuando apagó la luz del dormitorio, el cubo no emitió luz alguna. Lo achacó a que para activar la fluorescencia se necesitaría una intensidad de luz, como la recibida en el Retiro, muy superior a la que recibía en una habitación interior. Pero cuando, como de costumbre, se levantó hacia las cuatro y media, el cubo volvía a mostrar su verdosa luminosidad. Y con más intensidad que el día anterior.

Por la mañana cogió un metro de la caja de herramientas y midió las aristas del cubo. Medían algo más de un centímetro. Once milímetros, para ser exactos. Antes no lo había medido, pero estaba seguro de que era más pequeño. ¿Era posible que creciese un cubo de cristal?

Aquella noche, al acostarse, pensó en quedarse despierto para ver cuando empezaba a emitir luz el cristal. Pero a las tres y algo de la madrugada le venció el sueño y se durmió.

No durmió mucho, porque cerca de las cuatro le despertó una sucesión de pequeños crujidos. Abrió los ojos y vio que el cristal volvía a brillar y que los crujidos se debían a que estaba partiéndose exactamente por la mitad.

Aquella noche no volvió a dormir. Se quedó observando cómo las dos mitades del cubo volvían a dividirse dos veces más hasta convertirse en ocho perfectos cubos más pequeños, que dejaron poco a poco de emitir su luz. Se levantó, volvió a coger el metro, y los midió. Casi siete milímetros de lado.  Eran casi del tamaño del cubo original cuando lo recogió en el Retiro.

¿Y si los nuevos cubos también crecían y se subdividían? En unos días habría sesenta y cuatro, luego quinientos doce, luego... cuatromil y pico... treintaitantosmil... Tenía que destruirlos. Tomó un martillo y golpeó con fuerza uno de los cubos.

Tal como esperaba, el cubo se rompió... pero en ocho pequeños cubos de cuatro milímetros de lado.   

miércoles, 19 de octubre de 2016

En una noche oscura, de San Juan de la Cruz

Esta es la música que escribí para el poema de San Juan de la Cruz:

video

(Introducción para violoncelo)

En una noche oscura,
con ansias, en amores inflamada
¡Oh dichosa ventura!,
salí sin ser notada
estando ya mi casa sosegada.

A oscuras y segura,
por la secreta escala disfrazada,
¡Oh dichosa ventura!, 

a oscuras y en celada,
estando ya mi casa sosegada.


(Estribillo)

En la noche dichosa
en secreto, que nadie me veía,
ni yo miraba cosa,
sin otra luz y guía
sino la que en el corazón ardía.

Aquésta me guiaba
más cierto que la luz del mediodía,
adonde me esperaba
quien yo bien me sabía,
en parte donde nadie parecía.


(Estribillo y repetición de la introducción)

¡Oh noche que guiaste!
¡Oh noche amable más que la alborada!
¡Oh noche que juntaste
Amado con amada,
amada en el Amado transformada!

En mi pecho florido
que entero para él sólo se guardaba,
allí quedó dormido,
y yo le regalaba,
y el ventalle de cedros aire daba.


(Estribillo)

El aire de la almena,
cuando yo sus cabellos esparcía,
con su mano serena
en mi cuello hería
y todos mis sentidos suspendía.

Quedéme y olvidéme,
el rostro recliné sobre el Amado,
cesó todo y dejéme,
dejando mi cuidado
entre las azucenas olvidado.


(Estribillo)

miércoles, 12 de octubre de 2016

Schoenbrunn en Marbella

Se especula en toda la Costa del Sol sobre la identidad del millonario que ha trasladado a la "Bahía de Marbella" la impresionante cancela de hierro forjado que daba paso a los jardines del vienés palacio de Schönbrunn.



Parece ser que la idea original era trasladar el palacio completo, jardines incluidos, cosa que no ha sido posible debido a la diferencia de tamaño de ambas parcelas. En su lugar se ha construido un armonioso y exquisito palacete obra de un refinado arquitecto, discípulo sin duda de Frank Lloyd Wright y Le Corbusier.  

El enorme atractivo de tan original construcción ha conseguido inclinar en ligera reverencia a la humilde farola que un inepto concejal se ha atrevido a colocar frente a la cancela. Ese mismo magnetismo hace que, al pasar por delante, los coches sufran un súbito parón (se calen), cosa que afortunadamente aprovechan sus ocupantes para bajarse y contemplar estupefactos tan magna obra.

En cuanto a la identidad del propietario, la idea más generalizada es que se trata de un conocido proxeneta ruso. No obstante, el tridente, que adorna el perifollo circular de la zona superior izquierda, hace pensar a algunos que se trata de la sede de una secta satánica, o la residencia veraniega de las hijas de algún expresidente de gobierno.    


miércoles, 5 de octubre de 2016

Mundos divergentes (III)

Tercer comunicado del Instituto de Astrosofía Principe Fran

Del segundo comunicado, enviado a los cinco bloquistas de los que se recibió señal de retorno, cuatro continúan mandando tan solo ruido, por lo que este comunicado se envía solamente al quinto, del que se han recibido numerosas señales de lectura con el formato solicitado en el comunicado anterior.

Aunque es de esperar que las divergencias entre los dos mundos sean mínimas en los primeros años después de la separación, es lógico suponer que serán cada vez más importantes con el paso del tiempo. Para localizar cuando comenzaron a notarse  divergencias significativas, incluimos una primera serie de cinco eventos sucedidos en cada uno de los años 1905, 1935, 1965 y 1995. Rogamos al bloquista que nos indique en qué año alguno de esos sucesos no ocurrió en su mundo. Para ello, y de modo similar a como se contestó al comunicado anterior, se deberán primero abrir y cerrar la página tres veces en rápida sucesión y, media hora más tarde, 4 veces si la primera diferencia se encuentra en 1905, 5 veces si es en 1935, 6 si es en 1965 y 7 si es en 1995. 
  
1905  (4)
  Muere Juan Valera, autor de la novela "Pepita Jiménez".
  Atentado frustrado en París contra Alfonso XIII y el presidente de Francia.
  El Club Madrid de fútbol gana su primer título nacional.
  Motines en Andalucía provocados por el hambre.
  Eclipse total de sol en España.

1935  (5)
  El Real Betis Balompié, campeón de Liga por primera vez.
  Alicia Navarro, de Santa Cruz de Tenerife, consigue el título de "Miss Europa".
  Miguel de Unamuno obtiene el premio Nobel de literatura.
  Boda de Don Juan de Borbón y María de las Mercedes de Borbón.
  Joe Louis noquea al boxeador Paulino Uzcudun en el Madison Square Garden.

1965  (6)
  Juan Albornoz "Sombrita" se proclama campeón deEuropa de los pesos "welter".
  Nace Su Majestad Carmen de Borbón-Franco.
  Manuel Santana gana el campeonato de tenis de Forest Hill.
  Se rueda la película "Doctor Zhivago", protagonizada por Omar Shariff.
  Grace Kelly y Jacqueline Kennedy visitan la feria de Sevilla.

1995 (7)
  Muere la Duquesa de Flores y su hijo Antonio.
  Javier Solana es nombrado Presidente de la República "Democrática" de Aragón.
  Boda de Rocío Jurado y Ortega Cano.
  Indurain gana su quinto Tour de Francia.
  Camilo José de Cela obtiene el premio Francisco Franco de las Letras.